Los docentes y estudiantes de la Escuela Monseñor Tomás Segundo Cruz, ubicada en El Volcán, en Jáchal, sensibilizados por la siniestralidad vial que cobra gran cantidad de vidas, elaboraron el proyecto “Transitar por y para la vida”. La propuesta pretende visibilizar la problemática vial enfocándose en la prevención. A través de datos, normativas y con la recreación de calles y vehículos los alumnos buscan promover conciencia a la hora de conducir.

Trabajaron los docentes Romina Vedia, María del Castillo, Johana Arias, además del personal de Servicios Generales Marcos Villegas y Bibiana Andino, y la directora Natalia Berón.

El proyecto se desarrolla en dos etapas:

  • Etapa 1: Se basa en la integración de la enseñanza -aprendizaje en relación a los distintos requerimientos que se necesitan para una buena circulación vial, teniendo en cuenta todas las normas vigentes
  • Etapa 2: Difusión y muestra de lo realizado con los alumnos de la institución, pretendiendo involucrar a diferentes instituciones tanto educativas como civiles.

Objetivos

  • Fomentar los valores básicos del sentido de la responsabilidad, solidaridad, tolerancia referido a la conducción de bicicletas, motos, entre otros.
  • Detectar los factores de riesgo que favorecen la aparición de accidentes.
  • Promover conductas responsables y solidarias en relación con el tránsito.
  • Divulgar información en seguridad vial.
  • Prevenir los siniestros viales de peatones y de conductores.
  • Crear actitudes de prevención, conocer y emplear técnicas defensivas en relación al tráfico.
  • Conocer las normas de circulación peatonal en calles, avenidas, rutas y tener un comportamiento adecuado como peatón en el uso de las vías públicas.
  • Incentivar actitudes de convivencia ciudadana.

Es necesario trabajar desde la institución, la enseñanza de la Educación Vial, desde una perspectiva enmarcada en la convivencia en el tránsito, para reconfigurar el espacio de circulación, para promover la apropiación de las normas que regulan el tránsito y la movilidad, así como el conocimiento de los derechos y obligaciones de los ciudadanos; para fomentar el uso consciente, responsable, respetuoso y solidario de la vía pública.

A partir de la sanción de la ley Nacional de tránsito N° 24449 y su decreto de reglamentación comienza a implementarse en el país un conjunto de acciones que apuntan a la coordinación de las políticas de seguridad vial de todas las jurisdicciones , con el objetivo de reducir la tasa de siniestralidad del país.

Estas políticas impulsan a mejorar la gestión de la Seguridad Vial, de establecer mecanismos de seguimientos y control, otras acciones se orientan a la prevención de los riesgos viales y la concientización, así como a la capacitación y asistencia técnica con el objetivo de brindar herramientas que mejoren la gestión y jerarquicen el rol de los agentes públicos que intervienen en los municipios y en las provincias para gestionar el tránsito y la movilidad segura.

El marco normativo estableció pautas para el diseño e implementación de una política de educación vial, a incluir en todos los niveles de enseñanza.

La Escuela Monseñor Tomás Segundo Cruz pretende iniciar el camino de una formación ciudadana tendiente a generar una cultura vial diferente que posibilite una convivencia más armónica para quienes comparten un mismo espacio.

Comentarios