Al Día San Juan

Así fue la última bizarra oferta de Barcelona a Messi

Unas horas antes del viaje a París, hubo un llamado del tesorero del club catalán. ¿Ofrecimiento serio o puesta en escena?

Lionel Messi ya está en París. Ya revolucionó Francia y fue presentado este miércoles. Ya va a jugar en el PSG. Ya tiene la número 30. Ya dejó atrás el sufrimiento de haber dejado el Barcelona y muestra otra felicidad, en su rostro. Reconoce que el shock fue fuerte y que no es sencillo, pero va para adelante con la ayuda de su familia y con un proyecto deportivo desafiante.

Ahora, la alarma que sonó el lunes por la noche, lo de la última propuesta del Barcelona, fue real. Fue increíble y rechazada de plano desde el vamos. Ya no había chances de volver atrás y se estaba cerrando todo con el PSG. Lo que le confirmaron a Olé es la locura de propuesta que le hicieron al 10.

El llamado fue del tesorero, Ferrán Olivé I Canovas y no del propio Joan Laporta. Y lo que comenzó a hablar, porque nada fue por escrito, es que existía la chance de un contrato de cinco años. “En el primero se cobra cero”, fue la propuesta. Fuera de lugar y de contexto. Según le dijeron a Olé, pudo haber sido distinto si el Barcelona, en su momento, planteaba esta situación.

Pero esto surgió después de que el Barcelona le dijera a Messi que no podía cumplir con lo acordado, un contrato de cinco años y en el que Messi se había rebajado el salario al 50% (lo contó el propio jugador). Y que enseguida, el jueves 4 de agosto comunicara que no había renovación y hasta lo sacaban de la web del club, del plantel.

¿No se dio cuenta el Barcelona de lo que perdía al dejar ir a Messi? Según cuentan, Joan Laporta habría recibido presiones de la Superliga (el conjunto chico de clubes europeos que quiere una Champions paralela) para debilitar a LaLiga sin Leo y que así más clubes se sumara luego a la Superliga, por cuestiones económicas.

La salida forzada de Messi se dio en una feroz interna entre Javier Tebas, presidente de LaLiga que le exigía a Barcelona que cumpliera con las normas económicas a pesar de que se tratara de la renovación de Leo, y los gigantes como el Real Madrid de Florentino Pérez y el propio Barsa. Messi dejó en claro en conferencia, sin ser duro, que él había hecho todo lo posible para quedarse, que no podía hablar de la otra parte. Incluso contó el 10 que no le dieron alternativa de negociación, que le dijeron que no podían cumplir con lo pactado.

Pero papá Jorge, quien llevó adelante la transferencia histórica al PSG, antes de viajar a París le tiró un palito a Laporta, quien había basado su campaña presidencia en la continuidad de Leo.

Ya era tarde para intentar que Leo se quedara, aunque no se sabe si la propuesta del tesorero fue realmente con el convencimiento de que lo querían o una puesta en escena para demostrar que que querían que siguiera. Está más que claro que al 10 lo largaron de repente y que si no habló de más, es por su amor al club y a la ciudad. Hoy Barcelona es parte de una historia de oro, que él armó, y ahora va para construir otra a los 34 años con acento francés y no catalán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *