El 2 de abril de 1982, la dictadura cívico-militar inició el desembarco de tropas en las Islas Malvinas, usurpadas por Inglaterra desde 1833. El conflicto armado concluyó el 14 de junio de 1982 con la rendición de la Argentina y provocó la muerte de 649 soldados argentinos, 255 británicos y 3 civiles isleños.

En este marco, el gobernador Sergio Uñac encabezó el acto de conmemoración del 41º aniversario del conflicto de Malvinas para homenajear a los caídos en la defensa de las Islas. El evento comenzó con el izamiento del Pabellón Nacional y estuvo acompañado por altos funcionarios gubernamentales, legisladores nacionales y provinciales, excombatientes, familiares de caídos en Malvinas y la Agrupación 2 de Abril. Durante la ceremonia, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y se realizó un toque a silencio en honor a los fallecidos en combate. Asimismo, se colocó una ofrenda de laureles en el monumento Honor a los Héroes de Malvinas y se descubrió un busto en escala real en memoria del cabo primero Agustín Hugo Montaño.

En su discurso, Uñac pidió un aplauso para los veteranos de guerra de otras jurisdicciones provinciales que se dieron cita en el acto y recordó los tres grandes terremotos sufridos por San Juan en 1944, 1977 y 1921. El gobernador destacó que la fecha del 2 de abril quedará grabada en el corazón de los argentinos, ya que es una fecha que está prohibido olvidar por lo que significan y por lo que dolieron y seguirán doliendo. Asimismo, Uñac subrayó que un pueblo que olvida su historia desnaturaliza su presente y equivoca su futuro.

Por otro lado, la Agrupación 2 de abril presentó saludos protocolares al gobernador y también a los héroes de Malvinas presentes. Además, la ceremonia contó con la bendición del arzobispo Jorge Lozano y con un sobrevuelo de los aviones de la Escuela de Pilotos “Héroes de Malvinas”. El primer mandatario local sintió la necesidad de dar un abrazo simbólico a los excombatientes para estrechar los lazos y encontrar motivos de unión entre todos los argentinos. Uñac destacó que los argentinos deberían poner en el centro de su atención las coincidencias como elemento de unión.

En definitiva, el acto fue una oportunidad para honrar la memoria de los caídos en la defensa de las Islas Malvinas y para recordar la gesta histórica. La presencia del gobernador y las autoridades provinciales y nacionales, así como de los veteranos de guerra y la Agrupación 2 de Abril, destacó la importancia de mantener vivo el recuerdo de aquellos que dieron su vida por la patria.

Comentarios